PRIMERA GENERACIÓN

Don Diego Andrade

Fundador de Transporte el Pampero fue una persona con una gran visión de futuro y capacidad de trabajo. No le asustaban los  desafíos y consagró su vida a esta empresa que fundó en 1947.

Siempre tuvo palabras de agradecimiento a su esposa María Gelabert, quien fuera su compañera de vida y compartió el devenir del largo camino de lucha. Tuvieron dos hijos: Diego Francisco y Jorge Omar, Diego Francisco se haría cargo de la empresa y Jorge Omar una vez recibido de Contador Público, acompañó con su asesoramiento con mucho afecto.

A los 91 años  don Diego aseguraba que la empresa era todo para él y era su deseo que el Pampero llegará a cumplir cien años y aún superarlos « “yo no lo voy a ver pero ese será mi mayor orgullo , del otro lado de la vida”.
Todas las mañanas estaban signadas por su paso por la empresa para cebar mates y compartir experiencias con su hijo y luego con sus nietos.

Historia Transporte El Pampero
Historia Transporte El Pampero

Un hombre con visión de futuro

Forjó una familia entre las personas que trabajaban y trabajan en la empresa, incorporó el servicio diario con nuevo tonelaje y estricto cumplimiento.

Fueron etapas de continuo crecimiento, donde se pudo llevar a cabo la modernización de la flota, la actualización de las herramientas informáticas y ante las nuevas oportunidades en el mercado logístico se decidió construir un centro de distribución y logística inaugurado en 1997 en el Parque Industrial de Santa Rosa y proyectar así la empresa desde La Pampa a todo el país.

Todo este camino recorrido fue transitado junto a su esposa, Alicia Susana Lerda y sus hijos Diego Martín, Jorge Norberto y Alejandro Gustavo quienes compartieron todas esas vivencias junto a él.

No obstante las vicisitudes económicas del país las empresas crecieron enfocadas siempre en brindar el mejor  servicio, reinvirtiendo todo y planificando su crecimiento.
Siguiendo con los objetivos de expansión se desarrollaron nuevos servicios, el
Almacenamiento y gestión integral de archivos tuvo un fuerte impulso.
Se agregó también el Servicio de Almacenamiento y Guarda de Muebles.

En 2006 abrimos oficinas y depósito en la ciudad de General Pico, con el objetivo de poder atender en forma personal y cercana a todos los clientes Piquenses y de la zona, por lo cual se transformó rápidamente en una base de transferencias para cubrir todo el norte de La Pampa, noroeste de provincia de Buenos Aires y Sur de Córdoba, con personal propio abocado al servicio al cliente.

En  2010 se abrió un nuevo depósito en Bahía Blanca para atender desde allí los requerimientos de toda La Pampa, siendo la puerta de apertura y conexión para la Patagonia.
Las nuevas actividades y servicios generaron que se triplique la capacidad de almacenamiento con sendas nuevas naves en el Parque Industrial de Santa Rosa.

En el año 2019 se inicia un camino de organización y planificación pensando en la continuidad de la empresa con la creación de los Órganos de Gobierno y la redacción de un Protocolo de Empresa Familiar donde interviene la cuarta generación y se encuentra en elaboración.